Grandes realidades

Ambientes Saludables, un voluntariado pensado para nuestras comunidades

Existen muchas maneras de beneficiar a las comunidades de influencia de una compañía, pero una de las más significativas, por su nivel de compromiso social y por la entrega que exige de parte de los empleados, es el voluntariado. En Argos existe el programa de Ambientes Saludables que busca integrar nuestro core, las necesidades de las comunidades ubicadas alrededor de nuestras operaciones y la intensión de nuestros colaboradores de aportar a la transformación desde sus capacidades.

Ambientes Saludables, en convenio con diferentes ONG’S, desarrolla las siguientes actividades:

Además, tiene otros beneficios como:

Construye viviendas, vías y andenes.
Mejora o interviene espacios comunitarios.
Mejora o interviene infraestructura no estructural.
Cambia pisos de tierra por pisos de pavimento.

Las ONG’S con las que trabajamos son las encargadas de hacer la carcaterización de las comunidades y descubrir cuáles son sus requerimientos más apremiantes para diseñar planes de acción.

¿Cómo lo hacemos?

Durante un día los colaboradores de Argos donan su trabajo para llevar a cabo obras de construcción. “Uno recibe más de lo que da”, explica Santiago Henao del área de Innovación de Argos, voluntario de Ambientes Saludables, quien hasta el momento ha participado en dos jornadas de fabricación de vivienda.

Este tipo de espacios se hacen a partir de placas de concreto de entre 30 y 35 kilos que se elaboran en nuestra Planta Bello y se instalan generando espacios de hasta 25 m2  , distribuidos en tres habitaciones. El objetivo de la jornada de voluntariado es dejar lista la estructura, pero normalmente la energía de los colaboradores y las familias beneficiadas da para ajustar detalles como la pintura de paredes y techos.

Una de las experiencias más significativas de esta iniciativa fue la construcción de una vivienda para la familia de uno de nuestros colaboradores de Planta Bello. Su mamá vivía en una casa de lata y gracias al programa Ambientes Saludables y al esfuerzo de sus compañeros de trabajo, ahora ella disfruta de un hogar en concreto y de mejores condiciones de vida.

Solidaridad e innovación

El voluntariado en Argos tiene una historia que inició en lo años 90 con el cambio de pisos de tierra por pisos de pavimiento en comunidades de Honduras. Más adelante se trasladó a Colombia, a las ciudades de Barranquilla y Cartagena y se formalizó en un programa conocido como Pisos Saludables.

Después, gracias a una idea surgida de nuestra plataforma de innovación e ideación, Ideaxión, se amplió a la construcción de viviendas con el aporte de materiales de nuestro negocio. Finalmente, en diciembre de 2016, desde nuestra vicepresidencia de Sostenibilidad, el programa se socializó con el nombre de Ambientes Saludables y se amplió a otras líneas con la meta de mejorar, en general, el hábitat de nuestras comunidades de interés.

En el futuro se espera que Ambientes Saludables pueda intervenir espacios públicos e integrarse con otros programas de apoyo a la construcción de vivienda como Construyá, la línea de crédito para materiales que ofrecen nuestros clientes en sus ferreterías.

¿Te animás a realizar un voluntariado en tu empresa? Recuerda vincularlo a una de tus líneas de negocio y hacer que tus colaboradores participen en todo el proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *