Grandes realidades

Argos en el puerto de hidrocarburos más importante del país

En octubre de 2013 inició la construcción de Puerto Bahía, proyecto portuario ubicado en la localidad de Pasacaballos, Cartagena, que se convertirá en la salida de combustibles más importante del país. Los principales inversionistas del proyecto son la petrolera Pacific Rubiales a través de su filial Pacific Infrastructure y la Corporación Financiera Internacional (CFI) del grupo del Banco Mundial.

El proyecto, que consta de una pasarela con una longitud de 295 metros, una de aproximación de 187 m, un área administrativa y seis tanques de almacenamiento de combustible, está a cargo del Consorcio Itecsa Soletanche, constituido por las compañías Isolux de España, Tradeco de México y Tampa Tank de Estados Unidos.

Para atender esta obra Argos instaló una planta móvil a menos de un kilómetro del sitio con capacidad de 80 m3/hora, automatismo Command Batch y con especificaciones técnicas como laboratorio y plan de manejo ambiental para acopio de materiales.

Desde allí la compañía suministra concreto tipo relación agua/cemento para los pilones y concreto tipo relación agua/cemento plástico de rápido fraguado para las losas, ambos con resistencia de 5.000 psi, según las exigencias del cliente.

La planta de concreto inicia actividades a las 7:00 de la mañana y treinta minutos después despacha los primeros mixer que deben ser llevados en barcazas mar adentro hasta el punto exacto donde se hará el vaciado. “La planta cuenta con varios horarios de trabajo y en ocasiones la jornada se extienden hasta 17 horas. Esto nos permite brindar una excelente atención y aprovechar las condiciones del viento”, explica Luis Alejando Marrugo, jefe de planta.

A marzo de 2015, la planta ha despachado 33.000 m3 de concreto y en abril espera entregar los 5.000 m3 que restan para finalizar la obra que será inaugurada a finales de ese mes. Para cumplir con este objetivo la planta cuenta con diez mixer que realizan hasta tres viajes cada día. “Las ventajas de tener una planta móvil es que ganamos productividad pues reducimos los tiempos, le brindamos un mejor servicio al cliente y los costos de montaje son menores a los de una planta fija”, indica Marrugo.


El gran reto.

El principal desafío de este proyecto es cargar los mixer, subirlos a las barcazas y trasladarlos vía marítima hasta el lugar donde se realizará la colocación del concreto, cumpliendo con los estándares de cumplimiento, manejabilidad y resistencia del concreto.

Para realizar este proceso de manera efectiva los trabajadores deben revisar las condiciones climáticas y descartar cualquier tipo de riesgo relacionado con el viento. Esta metodología ha permitido que no se presente ningún accidente en la obra.


Beneficios para nuestros clientes.

Argos cuenta con la experiencia necesaria para realizar este tipo de proyectos en cualquier lugar del país. Además tiene la logística ideal para atender la demanda desde sus plantas fijas y móviles.

Puerto Bahía es un proyecto atípico en Colombia que nos ha representado muchos retos sobre todo en el traslado de los mixer. Nuestra gran satisfacción es que podremos transmitir las mejores prácticas de esta experiencia a la ejecución de proyectos similares

Luis Alejando Marrugo, jefe de Planta Bahía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *