Grandes realidades

Así son los sacos de nuestros cementos

El papel kraft es un material resistente, eficiente y biodegradable. Se ha convertido en el mejor material para el empaque que transporta el cemento desde las plantas hasta nuestros clientes. Conoce más características, a continuación.

Diferente imagen, misma calidad

Cementos
Renovamos el diseño de nuestros sacos, pero su calidad sigue siendo la misma: Smurfit Kappa Cartón de Colombia produce el papel kraft con el que Occidental de Empaques S.A., Odempa, los elabora bajo estrictas condiciones.

Pero, ¿por qué se utiliza este material para empacar, proteger, preservar y transportar el cemento? Principalmente por estas seis razones:

1. Es muy eficiente y resistente: un saco puede proteger hasta 300 veces su peso en cemento (50 kg son protegidos por dos capas que pesan 150 gramos).

2. Velocidad al empacar: gracias al sistema de válvula, que permite un llenado más rápido, en una hora se logran empacar hasta 4.200 sacos de cemento.

3. Al ser un material sencillo, tiene un menor costo y puede reciclarse más fácil. También es biodegradable.

4. Como el cemento se empaca caliente, es capaz de tolerar temperaturas de hasta 80ºC.

5. El papel es un material que sigue mejorando, cada vez tiene mayor resistencia, mayor porosidad y se utiliza menos material para su elaboración.

6. No brinda protección contra la humedad aunque, por lo general, esta propiedad no se requiere en la cadena de distribución del cemento. En algunos casos particulares se refuerza el empaque de papel con una capa plástica o se sustituye completamente por material sintético.

 

Las dos capas de papel nuevo que abarcan el perímetro de un saco de cemento soportan el esfuerzo equivalente a una tonelada de peso antes de romperse.

Sacos certificados

cemento certificado
De acuerdo con Carlos Trillos, gerente de Odempa, más del 80% de los sacos de nuestros cementos en Colombia están certificados con el sello FSC® (Forest Stewardship Council), que se otorga por el manejo del recurso forestal y la cadena de custodia de los productos originados en bosques certificados. Smurfit Kappa Cartón de Colombia tiene certificado su recurso forestal, es decir, las hectáreas de pino plantadas con las que elaboran el papel kraft. Para obtener este sello se deben seguir diez principios:

1. Cumplimientos de las leyes, reglamentos, tratados, convenciones y acuerdos.

2. Derechos de los trabajadores y condiciones de empleo. Mantener o mejorar el bienestar social y económico de los trabajadores.

3. Derechos de los pueblos indígenas.

4. Relaciones con las comunidades.

5. Beneficios del bosque.

6. Valores e impactos ambientales. Mantener o restaurar el ecosistema, su biodiversidad, recursos y paisajes.

7. Planificación de la gestión. Contar con un plan de gestión implementado, monitorizado y documentado.

8. Monitorización y evaluación.

9. Altos valores de conservación. Mantener o mejorar los atributos que definen este tipo de bosques.

10. Planificar y gestionar las plantaciones conforme a los principios y criterios del FSC®.

En general, FSC® busca que la gestión forestal en los bosques sea ambientalmente responsable, socialmente beneficiosa y económicamente viable. A la fecha FSC® tiene 1.94 millones de km certificados en todo el mundo, 1.7 veces toda el área continental de Colombia.

Manejo de los sacos en obra

planta
Para que los sacos cumplan su función de proteger, transportar y preservar el cemento, debes tener en cuenta algunas recomendaciones:

Almacenarlos en un lugar seco, protegidos de la lluvia y sobre una estiba que evite el contacto directo con el suelo.

Mantener las puertas y ventanas cerradas del lugar de almacenamiento para eliminar la circulación de corrientes de aire húmedo.

Si están a la intemperie, cubrirlos con un plástico en buen estado.

No almacenarlos con otros productos como fertilizantes, insecticidas, a base de yeso, cuidos o alimentos.

Arrumarlos sobre sus caras frontal y posterior, no sobre los laterales.

Rotar el inventario: se debe gastar primero el que lleva más tiempo de almacenado.

Tener pasillos anchos para evitar que el personal y sus herramientas se enganchen  y rompan los sacos.

Al momento de transportarlos, la plataforma del vehículo debe estar libre de clavos, piedras, astillas y bordes agudos.

Se debe asegurar la carga a la superficie del carro con elementos resistentes como las correas con trinquete. No se recomiendan las cuerdas.

No dejarlos caer desde la plataforma del vehículo, tampoco desde la altura de la cabeza o del hombro, pues genera rotura inmediata o en la manipulación posterior.

No arrastrarlos sobre otras mercancías, una superficie áspera o sobre el piso. Tampoco levantarlos de las “orejas”.

En la manipulación manual no levantar los sacos de sus extremos porque incrementa el esfuerzo en brazos, hombros y espalda y además, la bolsa se cuelga y se rompe. Lo ideal es soportarlos desde abajo.

Si se usa una carretilla, la base debe tener el área suficiente para evitar que los sacos cuelguen.
En el uso de montacargas los operarios deben estar entrenados y certificados en la operación segura y cuidadosa de estos equipos.

La inserción de las uñas del montacargas debe hacerse sin dañar los sacos, con la menor fricción posible.

El operario debe entender el concepto de centro de gravedad de la carga y cómo su desplazamiento de los puntos de diseño limita la capacidad de carga y maniobra del montacargas.

Finalmente, una vez se utilice el cemento, el mejor uso que le puedes dar al saco es limpiarlo y organizarlo para luego ser usado en nuestro programa Sacos Verdes, donde los entregamos a industrias de fibrocemento que los utilizan como materia prima y así, evitar el consumo de recursos adicionales y el envío de los sacos a los rellenos sanitarios.

En el siguiente vídeo, Carlos Trillos de Odempa nos cuenta más sobre este tema

¿Conocías estas características de los sacos de cementos Argos?, ¿qué te parecieron? Compártenos tu opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *