Grandes realidades

Camilo Restrepo: el arquitecto del trópico y del conocimiento

Son las 9:30 a.m. de un miércoles y AGENda, la agencia de arquitectura de Camilo Restrepo, está vacía. Los computadores están apagados, las cortinas están abajo y él prepara un café tomándose el tiempo para moler los granos. Explica dónde están sus compañeros: unos dando clase y otros trabajando desde la casa, parece que confía que desde donde están, alimentan los proyectos.

Camilo Restrepo, Orquideorama, Beneficiadero Ciudad Bolivar, Casa Abanico, Parque educativo de Briceno.

AGENda. La agencia de arquitectura de Camilo Restrepo, es la única latinoamericana que participará en la Bienal de Arquitectura de Chicago.

5G, el edificio donde está ubicada su oficina, es una torre de apartamentos que pueden modularse de manera que sean espacios de trabajo o de vivienda, una respuesta a las necesidades habitacionales de hoy que Camilo y su papá, J.Paul Restrepo, anticiparon desde 2004, año en el que diseñaron la torre.

“Hace 10 o 15 años hablábamos de las Sociedades de la Información, hoy esa información está en todos lados, lo importante es saber qué hacer con ella”, comenta y continúa afirmando que la arquitectura debe hacer ese ejercicio reflexivo. Parece que Camilo y Paul lo hicieron al desarrollar 5G, pues los espacios disponibles en esta torre duran poco en el mercado.

Además de saber qué hacer con la información en AGENda se preocupan por entender el contexto y lo que está en juego en cada uno de los proyectos y generan contenido cultural, es decir, cumplen con el encargo y también hacen que la obra genere un valor que antes no existía.

Arquitectura para el trópico

Tras las cortinas y el ventanal hay un jardín. Camilo cuenta con orgullo que varios de los árboles que se ven fueron sembrados por él. Adentro la sensación es agradable, está fresco, se escucha el sonido de una quebrada y de algunos pájaros. Este interés de integrar el espacio con la naturaleza no es casualidad ni un capricho estético, más bien es una muestra de un concepto que Restrepo viene construyendo desde hace tiempo: la arquitectura del trópico.

Para entender un poco más de lo que habla Camilo basta con ir al Orquideorama en el Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe de Medellín, una obra construida en 2006, desarrollada en asocio con J.Paul Restrepo y con Plan B arquitectos. O a la Central de Beneficio Farallones en Ciudad Bolívar, el lugar donde los cultivadores de café entregan su producto para que lo despulpen, ahorrándoles los costos de hacerlo en sus fincas y reduciendo el consumo de agua.

Esta idea también ha hecho que Camilo piense en el tema de la ruralidad y en cómo hacer que la arquitectura de estos espacios tenga sus propios códigos, sin copiar los del mundo urbano y atendiendo a las necesidades de sus sistemas productivos. Explica que las ciudades están sobrepensadas pero subintervenidas, pero que en la ruralidad no pasa ni lo uno ni lo otro, entonces los desarrollos arquitectónicos que se logran repiten las formas ya conocidas, algo así como una “urbanización de lo rural”.

Y su cadena de pensamientos continúa. Ligado al tema de la arquitectura del trópico también aparece la historia como una manera de interpretar el presente. Para esto un caso práctico: en el trópico la luz no puede entrar por el techo, como en los países nórdicos, pues además de luz entraría calor, aquí lo ideal es hacerlo desde niveles bajos para que solo llegue luz, como en las antiguas casas de campo. Leer la historia de nuestra arquitectura es para Camilo darle sentido a la actualidad.

Camilo Restrepo, Orquideorama, Beneficiadero Ciudad Bolivar, Casa Abanico, Parque educativo de Briceno.

AGENda. la agencia de arquitectura de Camilo Restrepo, es la única latinoamericana que participará en la Bienal de Arquitectura de Chicago.

Finalmente, aparece el asunto de la identidad. Restrepo afirma que entender que nuestras condiciones son especiales y diferentes a las del resto de las geografías es el primer paso para generar identidad y crear una narrativa con la que nos sintamos a gusto y que nos blinde de copiar modelos de otros territorios.

Enseñar a las nuevas generaciones de arquitectos

Encima de los computadores apagados hay una biblioteca que Camilo alimenta y consulta con frecuencia. Considera que allí es donde está el verdadero conocimiento, el que fomenta el cambio, el que trasciende. Su experiencia como profesor lo ha llevado a concluir que, al contrario suyo, lo estudiantes de los programas de arquitectura no están muy interesados en cultivar este tipo de colecciones, ellos prefieren los tableros de Pinterest y deslizar sus dedos por Instagram.

Hay muchos valores que te da la historia que te sirven para construir algo más lógico, más de aquí. Camilo Restrepo, arquitecto.

“Los arquitectos de hoy deben educarse en cuestiones disciplinares, no en el qué hacer de la profesión”. Explica que el qué hacer se aprende en el trabajo, por lo tanto, las universidades deberían estar concentradas en potenciar habilidades que les permitan diferenciarse e ir más allá de las propuestas comerciales. Una de estas habilidades es, por ejemplo, dibujar lo que quieren representar.

Potenciar estas características y desarrollar la crítica es lo que le permite a los arquitectos generar espacios donde se creen relaciones de valor, porque si no interpreta de forma crítica, el profesional corre el riesgo de producir las relaciones equivocadas.

A Camilo no se le acaba el tema, es un estudioso de la arquitectura que comparte de manera generosa su conocimiento. Habla de sus experiencias artísticas, de la necesidad de crear un evento nacional especializado en tendencias de arquitectura, de los espacios que se transforman con el paso del tiempo y los usos, y de su futura experiencia en la Bienal de Arquitectura de Chicago.

Da un recorrido por la oficina y confiesa que el espacio se le está quedando pequeño. Toman un pequeño libro de su biblioteca, es Trópicos Imprecisos Vol 1. Las formas de la transición. En el reverso se lee: “Esta publicación titulada Trópicos Imprecisos quiere ilustrar de manera “precisamente imprecisa” las ideas, intereses y ópticas que han estructurado los proyectos desarrollados por AGENda en los últimos 10 años. Es un catálogo coleccionable, una vitrina de ese pensamiento que está generando un nuevo tipo de arquitectura.

¿Conoces algún proyecto de AGENda?, cuéntanos qué es lo que más de sorprende de sus propuestas arquitectónicas.

GALERIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *