Grandes realidades

Cinco tendencias sostenibles para el ejercicio de la construcción

tendencias01

Edificio Ruta N, Medellín

El llamado para continuar con el desarrollo de las ciudades manteniendo un equilibrio con la naturaleza no es algo nuevo, pero sigue siendo uno los retos por los que deben trabajar las compañías, de manera ética y responsable.

Junto a países como Sudáfrica, China, México, Brasil, India y Arabia Saudita, Colombia presenta un alto potencial de crecimiento en el campo de la construcción sostenible, específicamente en nuevas edificaciones comerciales, de acuerdo con el estudio de Dogde Data & Analytics sobre las tendencias globales de la construcción sostenible en el 2016.

Entre los hallazgos del estudio está que Colombia presenta varias oportunidades relacionadas con las “nuevas construcciones, la renovación de edificaciones existentes y la creación de un mercado por soluciones habitacionales sostenibles”.

Te invitamos a conocer cuáles son las tendencias del 2016 en las que debes enfocarte para seguir en este camino de la sostenibilidad.

1. Edificios de energía cero


Uno de los aspectos más relevantes para crear proyectos de construcción sostenible es la reducción en el consumo de energía.

Esta tendencia propone que los edificios trabajen de forma independiente a la red eléctrica convencional, adoptando fuentes alternativas de energía como la solar, la eólica o los biocombustibles, lo cual trae como resultado que la generación propia de energía a lo largo de un año sea igual a la energía demandada, teniendo un balance de consumo energético igual a cero.

El diseño y las nuevas tecnologías son aspectos fundamentales para construir proyectos donde se haga un uso eficiente de la energía. A largo plazo este tipo de edificaciones otorgan como beneficio grandes ahorros.

2. Rehabilitaciones verdes

tendencias03

Edifico Ruta N, Medellín

Intervenir edificaciones existentes para mejorar su desempeño energético, la calidad de sus espacios interiores e impactar de manera positiva al medio ambiente, es una actividad que ha cobrado fuerza en el sector.

En ocasiones la mejor opción no es derrumbar para empezar de cero, pues estos procesos generan mayor contaminación con actividades como el transporte para remover escombros y el consumo de energía por parte de la maquinaria que se requiere.

En estas rehabilitaciones se busca conseguir mayor confort, aumento de la calidad de vida de las personas que habitan el espacio y preparar la edificación para aprovechar las condiciones medioambientales como la luz y la ventilación natural.

3. Infraestructuras urbanas


Los beneficios que más se evidencian de la construcción sostenible a nivel global se relacionan con los menores costos de operación y el poco tiempo en que se recupera la inversión.

Los proyectos de ciudad ya no son construcciones aisladas. Más bien deben ser espacios públicos y edificaciones que tengan criterios sostenibles para mejorar la calidad de vida de los habitantes y velar por la conservación de la vegetación y la fauna de cada territorio. También deben contar con una planeación estratégica donde el uso de materiales, el diseño y la protección de los recursos naturales estén presentes en todas las fases de desarrollo. (Puede interesarte: Urbanismo social que transforma ciudades).

En esta tendencia se destaca la inversión en infraestructura para incentivar el uso de la bicicleta como medio de transporte.

4. Nuevos materiales

tendencias05
Los materiales que van a emplearse a la hora de realizar un proyecto deben cumplir con características biodegradables y deben ser reciclados o reciclables por varias razones:

  • Su utilización afecta directamente la salud de las personas y genera impacto ambiental.
  • Es importante analizar el destino final de los desechos cuando terminan las construcciones. La idea es que sean residuos que contaminen lo menos posible.
  • Los nuevos materiales van de la mano del diseño, creando un equilibrio con la estética y la funcionalidad. Por ejemplo, existen cristales inteligentes que bloquean los rayos del sol, pero cuando el clima es frío cambian sus propiedades para permitir la entrada de calor, esto favorece el ahorro de energía. Asimismo, actualmente en el mercado es posible encontrar concretos de color que disminuyen la generación de islas de calor y concretos permeables que contribuyen al uso eficiente del agua.

 5. Transición cultural


En ocasiones la ausencia de conocimiento es la mayor dificultad para desarrollar prácticas de construcción sostenible. El estudio de Dogde Data & Analytics halló que la falta de conciencia sobre los beneficios de un ejercicio comprometido con el medio ambiente es uno de los obstáculos para su masificación. También considera que las políticas públicas de sostenibilidad deben ser una prioridad para incentivar la transición de los modelos tradicionales hacia nuevas técnicas.

Otro aspecto es la preparación de profesionales en los ámbitos académicos. El arquitecto constructor, Carlos Mauricio Bedoya, propone en su libro Construcción Sostenible: para volver al camino, un trabajo de investigación y actualización de currículos en las universidades que aborden el tema a profundidad y sirvan como ejercicio reflexivo para las nuevas generaciones.

Descargar el libro en versión PDF aquí.


Actualmente Colombia es el cuarto mayor mercado de la construcción LEED en Latinoamérica con 184 construcciones certificadas.

Este sello destaca las construcciones sostenibles en diferentes categorías a partir de la evaluación de sus sistemas de construcción, uso de los recursos naturales, ubicación, entre otros aspectos. En el país cuatro edificios han sido certificados con el nivel Platino, 30 con Oro y 22 con Plata, según el indice del USGBC para Colombia.

En los próximos tres años se espera un crecimiento de 20 puntos porcentuales en proyectos de construcción sostenible en Colombia según el estudio de Dogde Data & Analytics sobre las tendencias globales de la construcción sostenible en el 2016. En este estudio también se halló que un 38% de las empresas encuestadas se proyectan para tener un portafolio compuesto por este tipo de edificaciones en más del 60% para el 2018.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *