Grandes realidades

Institución Educativa Santa Lucía, megacolegio de concreto en el Atlántico

Hace cuatro años, cinco municipios del departamento de Atlántico, entre ellos Santa Lucía, quedaron sepultados bajo las aguas del río Magdalena, como consecuencia de la ruptura del Canal del Dique, tras uno de los inviernos más severos de la historia reciente del país.
De la Institución Educativa Santa Lucía, no quedó más que el recuerdo y la esperanza de más de mil niños que ansiaban regresar a su colegio. Esta esperanza se vio recompensada el pasado mes de marzo de 2015, cuando la institución abrió de nuevo sus puertas, con instalaciones más modernas y un diseño arquitectónico de vanguardia.

La obra, ubicada en Santa Lucía, al sur del departamento del Atlántico, es una estructura de concreto reforzado, cimentada sobre una placa continua que se apoya sobre un relleno especial de 1.40 metros de espesor para proteger el lugar de inundaciones; las losas de los entrepisos son prefabricadas y fueron desarrolladas con el sistema Duralosa y la fachada se hizo en bloques decorativos de este material.

“El material funciona mucho para poblaciones como Santa Lucía, pues su agradable presentación se conserva en el tiempo, sin mayor inversión económica en mantenimiento”, explica Antonio Domínguez, ingeniero de Metropoli S.A, firma constructora, quien además describe la obra como “eficiente e integrada a la comunidad”.

Sobre el diseño, que estuvo a cargo del arquitecto Carlos Bell, Dominguez anota que se destaca por su gran funcionalidad y una estética que resalta en el municipio. Los elementos bioclimáticos y que hacen sostenible el diseño tienen que ver con la ventilación, acabados que requieren poco mantenimiento y el bajo consumo de energía. A nivel de innovación se usaron técnicas y materiales tradicionales pero integrados de manera eficiente para lograr un excelente resultado. Además de concreto, en la obra se empleó acero de refuerzo certificado, PVC para las ventanas y enrocados para proteccción de taludes con rocas locales.
La construcción de la Institución Educativa Santa Lucía Francisco de Paula Santander, se enmarca dentro del convenio interinstitucional entre el Ministerio de Educación Nacional, la Fundación Argos y otras entidades privadas, que busca ofrecer a los niños del país mejores oportunidades para recibir una educación de calidad.

Con los procesos que se llevan a cabo en esta institución la compañía espera contribuir a la disminución del índice de deserción escolar del departamento del Altántico, que hoy supera el 3%.

La construcción de la I.E. Santa Lucía estuvo a cargo de Metropoli S.A., firma colombiana con amplia trayectoria en infraestructura educativa, entre los que se cuentan dos colegios de la Fundación Pies Descalzos.


Una estrategia para disminuir la deserción

El desarrollo de infraestructura educativa de calidad en Colombia es un factor determinante para disminuir los índices de deserción escolar que, según cifras del Ministerio de Educación, alcanzan 5% a nivel nacional. Por eso Argos, a través de su fundación, cumpliendo con la estrategia de sostenibilidad de la compañía y en convenio con instituciones público privadas como el Fondo de Adaptación de los departamentos de Antioquia y Atlántico, las fundaciones Telefónica y Fraternidad Medellín, y los municipios de Medellín, Cali, San Gil, y Puerto Colombia, continuará durante el año 2015 con la entrega de colegios en todo el territorio nacional.


 

infografia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *