Grandes realidades

Libro de arquitectura, ¿cómo y por qué se hacen?

libros01

Miguel Mesa y Juan David Díez son Mesa Estándar, un estudio de diseño con más de diez años de trayectoria que, entre otros aspectos, se dedica a la edición de libros. Los hacen de todos los temas, pero los de arquitectura resaltan entre los demás porque encierran su experiencia, reflejan su interés en cuidar cada detalle y revelan una faceta fascinante del oficio arquitectónico.

Su oficina está ubicada en un apartamento del barrio El Poblado en Medellín. Al entrar lo primero que se ve es un estudio abierto donde trabajan los cuatro miembros del equipo, todo está dispuesto para la creación: mesa de dibujo, muestras de materiales, lápices, cartas de colores y tasas de café. Del otro lado hay una biblioteca y un espacio a manera de galería donde se exhiben muchos de sus trabajos, entre ellos el libro que en 2015 hicieron sobre el Centro Argos para la Innovación. Los árboles que se ven por las ventanas son el punto final de un ambiente ideal para convertir lo mejor de la arquitectura en lo mejor del mundo editorial.

A continuación, Miguel Mesa, nos cuenta cómo realizan su trabajo y cuál es el valor de este tipo de publicaciones.

¿En qué momento empezaste a hacer libros de arquitectura?

Soy arquitecto de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín y desde que era estudiante hacía publicaciones con mis compañeros. Cuando terminé me fui a hacer un doctorado en arquitectura a España, y ahí me formé, en la investigación de arquitectura. Cuando regresé a Colombia colegas me empezaron a llamar para que hiciera libros y el trabajo era tanto que no podía ejercer como arquitecto, como inicialmente yo pensaba. Sin querer la edición de libros me capturó. El primero que hice fue en 2005 para el arquitecto Felipe Uribe, a partir de ahí vi un campo laboral abierto y con poca trayectoria en nuestro medio.

¿Por qué en los últimos diez años se vienen haciendo más libros de arquitectura?

Por un lado ha habido un gran desarrollo de proyectos públicos que las administraciones quieren documentar y, por el otro, las empresas privadas han madurado y hoy valoran la buena comunicación, el diseño gráfico y la edición, cosas por las que antes no estaban dispuestas a pagar. A esas empresas han llegado personas sensibles, gente aguda, muy calificada y muy inteligente.

¿Además de los académicos, qué otros tipos de libros de arquitectura existen?

Hay de muchas variedades: monográficos, sobre la obra de un autor en un período de tiempo, de proyectos construido o no, de maquetas, de bocetos, sobre espacio público y temáticos en los que una oficina o un autor quieren defender un tema, y finalmente, existen las guías de arquitectura con lugares que son especiales.

¿Su propuesta de “libro asociativo” de qué se trata?

libros02

En arquitectura existe el modelo de edificio asociativo. Se trata de que varias personas ponen dinero, construyen un edificio y cada uno se queda con un apartamento. El modelo es muy bueno porque ahorras mucho dinero ya que solo pagas el costo del apartamento. Esto quisimos replicarlo en el mundo editorial e hicimos Archipiélago de arquitectura, un libro en el que nos reunimos seis arquitectos, y cada uno debía poner su trabajo, su conocimiento, sus experiencias. Es un libro del que estoy muy orgulloso porque logré hacer un grupo de amigos, pero no de los que se encuentran los viernes para salir, sino de los que se juntan para hacer cosas. Tras el libro todos empezamos a tener reconocimiento en Colombia y en el mundo. En 2012 ganó el Premio Nacional de Arquitectura en la categoría publicaciones.

¿Qué significa que un libro de arquitectura se gane un premio en un concurso?

Si se trata de un concurso administrado y coordinado en Bogotá, significa que tu producto es diez veces más interesante que el de los demás. Ganar concursos es importante solo si la calidad del libro lo merece, pero esas cosas solo se saben 30 o 40 años después de que ha sido publicado cuando la cultura lo asimila y tiene una apreciación objetiva de él.

¿Cómo fue el proceso del libro del Centro Argos para la Innovación?

Queríamos un libro que diera cuenta de la vitalidad del edificio, no solo que fuera una colección de fotos bellas de la obra. Tampoco queríamos esperar a que el edificio estuviera terminado, sino mostrar el proceso, contar muy bien cómo era el edifico pero también verlo en acción a todo nivel: en mobiliarios, laboratorios, con estudiantes… La idea era dar cuenta del antes, el después y el ahora, y para eso decidimos evidenciarlo en el contenido y el contenedor, mostrar lo que vive allí y lo que está estático, todo lo que hay adentro, entonces lo conocimos por todas partes. La estructura del libro refleja la realidad del edificio por lo tanto tiene mucho vigor, por ejemplo, hicimos una maqueta de todo lo que hay allí: maquinas, sillas, puestos de trabajo, laboratorios, usuarios, todo eso lo fabricamos y nos sirvió como diorama para hacer fotografías para el libro y mostrar su actividad.

El libro tenía que reflejar que este es un edificio muy sui géneris, es una casa de la innovación en Colombia, es muy abierto, permeable, y teníamos que hacer una invitación para que la gente fuera y lo viviera.


Nuestra relación con los arquitectos, artistas o entidades, es diferente, es más íntima.

Miguel Mesa, socio de Mesa Estándar.

¿Qué valor tiene que este libro haya sido seleccionado para participar en la próxima Bienal Colombiana de Arquitectura y Urbanismo?

Este reconocimiento es muy importante pues certifica la labor del arquitecto, de Argos y de todo el equipo humano que hizo parte del proyecto. Es un orgullo ser parte de las 12 publicaciones elegidas. Queríamos un libro que valiera hoy y en 30 años y Argos fue muy generoso e inteligente al permitirnos planearlo de este modo: siguieron nuestras apuestas, nos dejaron contratar textos de calidad y reunir diferentes miradas sobre lo hecho.

¿Por qué le recomendaría a un profesional del sector hacer un libro?

Los libros son herramientas de trabajo, no necesariamente son elementos que hablan de una gran vida o cosas muy trascendentales. Hay que pensarlos como una manera de poner en limpio tu trabajo, para revisarnos y que otros también lo hagan. Lo recomiendo ampliamente, ya que permite que las cosas existan pues considero que lo que no está publicado, no existe.

¿Cuáles son los tres libros que cualquier profesional del sector debe conocer?

Delirio de Nueva York de Rem Koolhas. Es la tesis de maestría del autor sobre Manhattan como laboratorio de la ciudad contemporánea.

Autobiografía científica de Aldo Rossi, donde explica todas las cosas que le interesan sobre arquitectura.
Complejidad y contradicción en la arquitectura de Robert Venturi, es un libro que promueve valores olvidados por la modernidad y aboga por una arquitectura sorpresiva, compleja, no evidente.

El libro del Centro Argos para la Innovación, una pieza de colección.

libros03

El libro del Centro Argos para la Innovación una pieza de colección

El libro del Centro Argos para la Innovación es una obra que a partir del diseño, la fotografía y la narración da a conocer todo el proceso constructivo, la fabricación y puesta en operación del edificio.

Es una invitación para explorar y descubrir el mundo de la innovación. La fotografía que estuvo a cargo de Alfonso Posada y Taller Tortuga, es otro elemento clave que hace de esta publicación un elemento visual que propicia la lectura y el entendimiento. De acuerdo con Santiago Hoyos, esto es un paso más para difundir el modelo de innovación de Argos y explorar nuevas perspectivas reflejadas en el texto de autores de alto nivel como Barry Catz, profesor del colegio London School of Economics, reconocido por su enfoque en temas de innovación.

Miguel Mesa, socio de Mesa Estándar.


En Colombia la mayoría de publicaciones sobre arte y arquitectura cumplen un papel académico, no llegan al gran público, y usualmente lo que se consume viene de editoriales extranjeras especializadas. Nuestro papel es de algún modo aportar para llenar ese vacío con calidad. Afortunadamente desde hace unos diez años han empezado a surgir editoriales independientes enfocadas en arte, ilustración, comic y fotografía que sientan la base de una pequeña industria local de buena calidad. .

Miguel Mesa, socio de Mesa Estándar.


libros04

 

¿Te gustó esta historia? Recomienda a los demás otro libro que todo profesional del sector debería incluir en su colección personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *