Grandes realidades

Nueva Planta Argos – Madrid, Cundinamarca; Construyendo el futuro de la sabana de Bogotá

Al occidente de Bogotá se extiende la sabana cundiboyacense, uno de los principales lugares de producción agrícola del país, su cercanía con la capital colombiana ha favorecido la expansión de su oferta de negocios y servicios hasta posicionarla como uno de los ejes de desarrollo industrial a futuro tanto para la región como para el país. Una de las claves de esto es su cercanía con la capital y la otra es la expansión de la ciudad hacia la sabana en los últimos años.

 

Parte del crecimiento de la sabana cundiboyacense, región que comprende los municipios de Mosquera, Funza, Facatativá, Subachoque y El Rosal, entre otros, se ha dado gracias a la construcción de proyectos comerciales e industriales que han impulsado este crecimiento acelerado gracias al aumento de inversión en construcción que se ve reflejado en varios estudios que confirman que el 85% de la gente que busca vivienda nueva, se inclina por las que están ubicadas fuera de la ciudad. Para poder satisfacer las necesidades de este mercado en octubre de 2016 la planta Cementos Argos ubicada en Madrid, Cundinamarca inició operaciones. Contando con que la planeación del proyecto tuvo en cuenta los mejores estándares de diseño, seguridad industrial y optimización de procesos promoviendo el bienestar de la comunidad y el medio ambiente.

La planta tiene un área de

7.200 m2

y cuenta con una capacidad de producción de 60 metros cúbicos por hora

De acuerdo a un estudio realizado por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), el área rural edificada en los municipios donde tiene gran influencia la Planta Madrid ha aumentado considerablemente; en Funza aumentó en 155% (entre el 2005 y el 2015) y en Mosquera 99%. Lo anterior sirve para demostrar que la zona requería infraestructura que permitiera el desarrollo regional, para esto la planta de Cementos Argos localizada sobre la variante de Madrid en un lote de 7.200 m2 cuenta con una capacidad de producción de 60 metros cúbicos por hora.
Debido al repunte industrial de la zona y la puesta en marcha de proyectos viales como la vía Mosquera – Mondoñedo – Anapoima donde se desarrollará el proyecto de doble calzada y la vía Facatativá – Villeta en su primera etapa, esta planta será de gran utilidad debido a la mejora en la calidad del producto entregado así como, el nivel de servicios ofrecidos a la zona y la disminución en los tiempos de recorrido entre la planta y los proyectos urbanísticos. La llegada de Cementos Argos a Madrid es una muestra de su interés por imponer en la región el concepto de sostenibilidad corporativa apoyado en su reputación de marca a nivel nacional.

 

 

GALERIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *