Grandes realidades

Reconocen en la Bienal a la Facultad de Enfermería de la UNAL

facultadenfermeria01
La Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional, sede Bogotá, tras casi 60 años de fundación, ya tiene su propio edificio en el campus universitario. Atrás quedaron los recorridos, de un edificio a otro, de estudiantes y docentes para recibir o dar clases.

El arquitecto Leonardo Álvarez Yepes es uno de los responsables de esta realidad, fue el encargado de diseñar una construcción moderna que prioriza los espacios abiertos, de bienestar y de trabajo autónomo.

Para él, se trata de un edificio que responde a las condiciones de un campus moderno, pero que es consecuente con las estructuras vecinas (las facultades de Medicina, Derecho y Odontología), construidas en tiempos distintos y bajo otros valores arquitectónicos.

 

 Así lo construyeron

facultadenfermeria02
Este nuevo edificio, que acoge a más de 700 estudiantes de pregrado, posgrado, docentes y personal administrativo, tiene unas formas muy variables e irregulares y su cuerpo principal se despega del piso, logrando continuidad espacial con el resto del campus.

Además, resalta por los materiales utilizados en su construcción: concreto arquitectónico color gris y ocre, este último es un material noble que reacciona con el ambiente y genera reflexiones lumínicas muy agradables, dando una sensación de bienestar diferente a la del color gris.

La construcción y acabado de las formaletas se hizo en madera, un material que, según Álvarez, les permitía cumplir con el interés de tener un edificio donde el concreto no fuera rigurosamente fundido, sino que tuviera algunas irregularidades y por ende, un carácter artesanal.

En la fachada sobresale el uso de prefabricados en concreto y entre los elementos no estructurales se destacan amplios ventanales, cielos rasos y algunos muros livianos en superboard.

Todo esto conforma un edificio moderno de cinco pisos con 14 salones, nueve laboratorios, cuatro auditorios, 17 oficinas, 21 baños, áreas para que los estudiantes realicen trabajo autónomo y terrazas libres que invitan a la integración y tienen una relación directa con el paisaje. Estas últimas están en la cubierta.

 

Un premio al trabajo

facultadenfermeria03
Según explica Álvarez, el jurado del premio que entrega la Bienal Colombiana de Arquitectura evalúa los proyectos de manera integral: su parte histórica, su parte urbana, la relación que tiene con el paisaje y con su interior, la fundición de materiales, etc. Y, el nuevo edificio de la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional “se destaca por su integralidad, no es pretensioso y cumple con una tarea importante en cada uno de estos aspectos”, dice.

Adicional, es una estructura que no olvida los componentes bioclimáticos y de sostenibilidad, pues cuenta con ventilación natural, un sistema de quiebrasoles verticales que controlan el impacto de los rayos lumínicos, brindando condiciones óptimas de luz y de confort ambiental, y un sistema de recolección de aguas lluvias que es reutilizada para el mantenimiento de espacios exteriores como los jardines.

“Es un premio al trabajo. Un aliciente para seguir haciendo proyectos que aporten a la construcción de la arquitectura del país”, asegura Álvarez.

La importancia de este galardón está en hacer visibiles todos esos proyectos de diseño y construcción que se destacan en el país en las categorías: ordenamiento urbano y regional, diseño urbano y paisajismo, proyecto arquitectónico, habitat y vivienda colectiva, arquitectura de interiores y efímera, intervención en el patrimonio, investigación, teoría y crítica, y divulgaciones y publicaciones.

 

Argos hizo parte de este proyecto

facultadenfermeria04
El concreto de color ocre que se utilizó en el proyecto fue suministrado por Argos. Así mismo la compañía abasteció a la obra con concreto reforzado de 5.000 psi y realizó un completo acompañamiento a los constructores encargados.

GALERIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *