Grandes realidades

Tres ciudades que son ejemplo en el uso de la energía

Las ciudades del futuro o Smart Cities están basadas en la tecnología, la sostenibilidad y la innovación, valores que deben ser desarrollados tanto por las administraciones públicas como por los ciudadanos, quienes con acciones concretas contribuyen al cambio.

La energía es uno de los pilares fundamentales para el funcionamiento y sostenibilidad de estas ciudades, por eso hoy la tendencia debe ser diseñar soluciones que sean capaces de reutilizar los recursos, en este caso, incorporando fuentes de energías renovables, es decir, pasar del uso de combustibles fósiles (gas, carbón, diésel), que generan gases de efecto invernadero, responsables del cambio climático, a energías limpias como solar, eólica, maremotriz y geotérmica.

Y esto ya está sucediendo, varias ciudades del mundo han puesto en marcha políticas de energías renovables que satisfagan las necesidades energéticas de los edificios de uso residencial, comercial e institucional y, a su vez, del espacio público. También, se están integrando tecnologías de la información y la comunicación –TIC’s– para ahorrar energía.

Conoce tres ciudades pioneras en desarrollar iniciativas que ayudan a su objetivo de ser sostenibles y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

1. Malmö, Suecia

Foto tomada de: El periódico de la energía

Para dejar atrás una historia de contaminación industrial y desempleo, en esta ciudad sueca se apostó, desde la década de 1990, por un desarrollo sostenible, amigable con el medio ambiente y saludable para sus residentes. El primer paso fue transformar una zona industrial abandonada, Puerto Oeste, en un referente ecológico: se limpiaron todos los restos de residuos tóxicos, el espacio se llenó con tierra de calidad y se descontaminaron las aguas que lo rodean, luego se crearon infraestructuras y espacios públicos para el disfrute de sus habitantes, destinando el 50% de las superficies a áreas verdes.

Bo01, un barrio con 350 apartamentos autosostenibles, es ejemplo del cambio que se ha vivido en Malmö: para reducir los gases de efecto invernadero y abastecer sus necesidades energéticas utilizan fuentes renovables como paneles solares, turbinas eólicas y biogás que obtienen de residuos orgánicos (con 10 kilos de restos de comida se puede producir combustible para recorrer 10 kilómetros).

En el 2020 Malmö espera ser una ciudad neutra en emisiones y diez años más tarde, en el 2030, generar toda su energía con fuentes renovables. Hoy en día está por encima del 30%, gracias en parte a los paneles fotovoltaicos que hay en escuelas, museos, edificios industriales y residencias de toda la ciudad y también, por el parque eólico de Lillgrund, el más importante de Suecia, ubicado a 10 kilómetros.

2. Ciudad del Cabo, Sudáfrica

Foto tomada de: CNN en español.

Desde el 2006 esta ciudad africana adoptó una estrategia de energía y cambio climático con el fin de reducir el consumo de electricidad y lograr que un alto porcentaje sea renovable y limpia.

Una de las acciones que ha implementado para alcanzar este objetivo es el reacondicionamiento de sus edificios, en los que sustituyen los calentadores tradicionales de agua por calentadores solares. Adicional, todos los semáforos de la ciudad cuentan con un sistema de iluminación LED y en varios edificios se han instalado medidores inteligentes y sistemas de energía solar fotovoltaica.

3. Isla de Jeju, Corea del Sur


Es pionera en la instalación de redes eléctricas inteligentes, un sistema que consiste en “una red que integra la tecnología de la información a la red eléctrica existente para optimizar la eficiencia energética a través del intercambio bidireccional de información eléctrica, en tiempo real, entre los proveedores y los consumidores”.

Este sistema incluye contadores inteligentes, transmisores de energía, equipos de distribución y un sistema de precios de la electricidad. Con esto, los habitantes de la isla conocen la cantidad de electricidad consumida, la cantidad de energía suministrada y qué líneas deben instalar, también pueden evitar el consumo en horas pico,  con lo que disminuyen sus tarifas. Gracias a que logran una mayor eficiencia y utilizan energías renovables, estas redes generan menos emisiones de efecto invernadero.

Para el 2030 Corea del Sur espera contar con redes inteligentes en todo su territorio, lo cual permitirá un ahorro de 47 mil millones de dólares en las importaciones de energía.

Para saber más de este sistema de redes, ingresa aquí

 

Como estas, hay otras ciudades que se destacan por el buen manejo de la energía, por ejemplo Reykjavik en Islandia, donde la demanda energética es cubierta en más del 90% por energías renovables, siendo la geotérmica la principal fuente. En todas estas ha sido clave la colaboración de los ciudadanos, quienes al ser informados de los beneficios que traerá el uso de energías limpias y de tecnologías pensadas para mejorar la eficiencia energética, se comprometen con acciones simples que suman para alcanzar los objetivos de ser ciudades verdes y sostenibles.

Y tú ¿qué otras ciudades destacarías en el uso responsable de la energía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *